Search

HAY UN PAÍS EN EL MUNDO... donde YO tengo un sueño


Hoy se celebra el 59 aniversario del famoso discurso, por la igualdad de derechos, pronunciado en el 1963 por ** Martin Luther King. Me permito escribirles este artículo usando como base (libre traducción) el famoso discurso recordado por la célebre cita: “I have a dream...” y; como guía ideológica aprovecho, de la misma forma, la utilización del igualmente famoso Poema de * Pedro Mir: “Hay un País en el Mundo...”


“Hay

un país en el mundo

colocado

en el mismo trayecto del sol,

Oriundo de la noche.”


Donde las oportunidades de crecer se discuten y donde los resultados no se materializan...porque nuestras generaciones se han preocupado por teorizar y no llevar a la práctica las decisiones. Las oportunidades económicas se siguen parcializando y cada día sugerimos alternativas “visionarias” para dar solución, a largo plazo, a las necesidades de hoy. La globalización nos exige una dinámica más ágil de trabajo, esfuerzo y resultados.


Seguimos enseñando a nuestros jóvenes que deben estudiar una profesión para poder tener un “buen empleo”; y por lo tanto, para poder ser exitosos en la vida. Los valores morales, la ética y la responsabilidad no se enseñan en la familia. El trabajo no es la alternativa sugerida, pues tenemos a nuestra disposición ofertas que nos invitan al descanso o la vida “fácil”; nuestro país está


“Colocado

en un inverosímil archipiélago

de azúcar y de alcohol.”


Las soluciones no son complicadas, es más la actitud individual lo que nos frena. Competimos contra nosotros mismos, no contra los demás. Actuamos a la defensiva y nos defendemos de lo indefendible, pues lo sabemos todo. El escuchar no es necesario dado que ya todo está dicho...por nosotros mismos. Somos los primeros en todo; incluso en estar atrás...


Este parecer más que fortalecernos nos hace débiles...frágiles. Nos quedamos atrás y solos en un mundo globalizado y lleno de nuevas opciones de vida. Mientras estamos siguiendo “la moda” del momento; otros están diseñando las nuevas tendencias. Puedo cambiar mi rumbo y crecer hasta donde me lo permita mi propia iniciativa, si no tengo ataduras externas, si me expreso sin condiciones, si propongo con creatividad y conciencia.


Puedo ser...lo que me apasiona


“Sencillamente

liviano,

como un ala de murciélago

apoyado en la brisa.”


Y crecer...desde micro, a pequeño, ¡mediano… o grande!


“Sencillamente

claro,

como el rastro del beso en las solteras

antiguas

o el día en los tejados.” “Sencillamente Frutal. Fluvial. Y material”


Lo puedo hacer si tengo la pasión, el sueño y, la meta de... hacer y lograr cambios, de una propuesta diferente donde haya oportunidades para que las micro, pequeñas y medianas empresas puedan crecer y sean mañana el futuro del país. Yo tengo un sueño... donde el empresarismo se enseña en las escuelas, en las universidades y en todas las aulas donde se habla del potencial del hombre y el ser humano.


Yo tengo un sueño de ver un país con nuevas opciones de vida, con discusiones productivas donde se analicen alternativas para implementar soluciones. Donde todos aporten a la viabilidad y creatividad de propuestas de beneficio para todos. Yo tengo un sueño de un país auto-suficiente donde la economía individual esté basada en el esfuerzo propio y el orgullo de alcanzar nuestras propias metas.


Donde los pilares del desarrollo sean el trabajo, el conocimiento, la solidaridad social y la cooperación.


Yo tengo un sueño donde tu experiencia de vida (lo que has aprendido con los años) se valorice y sea tu más preciado tesoro. Que tus conocimientos sean tu profesión y; la vida, tu Universidad... Para ello necesitamos cambiar nuestra forma de ser, en nuestro más profundo interior. Despertar el potencial que duerme en cada uno de nosotros.

Tenemos todos los recursos a nuestra disposición, recursos que otros no tienen y; también nos faltan muchas cosas. Y podemos lograr muchas más, pero no es sólo eso…también nos


“Faltan hombres

para tanta tierra. Es decir, faltan hombres

que desnuden la virgen cordillera y la hagan madre

después de unas canciones.

Madre de la hortaliza.

Madre del pan. Madre del lienzo y del techo.

Madre solícita y nocturna junto al lecho...”


Hombres que quieran tener un país diferente. Que no lo describan, sino que lo esculpan. Que lo trabajen y lo hagan realidad sin perder tiempo en trivias, juegos de palabras y discusiones sin objetivo. Necesitamos hombres con carácter y convencimiento personal que no se distraigan por los comentarios públicos, que su norte sea más que un ideal político-personal.


“Faltan hombres que arrodillen los árboles y entonces

los alcen contra el sol y la distancia.

Contra las leyes de la gravedad.

Y les saquen reposo, rebeldía y claridad.

Y los hombres que se acuesten con la arcilla

y la dejen parida de paredes.”


Es tiempo de iniciar el trabajo que hemos pospuesto por tantos años. Promover la auto-gestión nos ayuda a ser capaces de manejar nuestro propio destino creando constantemente, generando nuevas alternativas para dar solución a las necesidades del país. …Yo tengo un sueño, de un país, donde primero se identifican las necesidades, se analizan las opciones y; luego se aplican o utilizan los recursos disponibles. Donde los recursos (dinero, infraestructura, tecnología) no son el objetivo, sino el medio...de llegar a las metas.


No es idealismo... Yo tengo un sueño... donde todos integrados hacia un objetivo común podamos unir esfuerzos y poner a un lado las diferencias o los intereses individuales. Donde bajar los precios para ser competitivos no signifique “dañar el mercado”. Donde entre nuestro mismo grupo de servicio la competencia no esté basada en la mala referencia que damos de los demás.


Yo tengo un sueño...donde el empresarismo sea la alternativa para ser más productivos, que cada persona sea dueño de su destino, que no espere ayuda de terceros...que alcancen sus sueños. Necesitamos empresarios con valores morales (en la casa y la familia), con una nueva visión de futuro (en las escuelas y los colegios), con el ímpetu y arrojo de la juventud (en las universidades) y; necesitamos....


“A los hombres

que descifren los dioses de los ríos

y los suban temblando entre las redes.

Y hombres en la costa y en los fríos

desfiladeros

y en toda desolación.”


Porque es un momento de crear el cambio; un momento donde también hay espacio para la reflexión y recogimiento. Donde vivimos diferentes etapas para nuestro crecimiento, con la convicción de que al final saldremos airosos! y entonces, No nos faltarán hombres...


¡Y podré decir, Yo tengo un sueño... que he logrado!


“Y (sólo) falta una canción.” ¡

“Y esta es mi última palabra.

Quiero oírla.

Quiero verla en cada puerta

de religión, donde una mano abierta

solicita un milagro del estero.”




Francisco Santana f.santana.m@gmail.com



* Pedro Mir: Hay un País en el Mundo - http://www.latinartmuseum.com/busqueda.htm 2009

* * Martín Luther King : I Have A Dream - http://www.um.es/tonosdigital/znum7/relecturas/Ihaveadream.htm

25 views0 comments

Recent Posts

See All