Search

Cuando algo no anda bien

Updated: Jan 26

Por Osvaldo Fonseca ¡Y que venga siempre lo bueno!




Todos los seres humanos experimentamos distintos procesos que nos sacan de foco. Es como si la vida se empeñara en juntarte todo para que te des cuenta que necesitas hacer muchísimas modificaciones. No soy ni psicólogo, ni coach, ni consejero, pero a veces entro en personaje y fluyo, y comparto lo que siento. ¡Este escrito no es la excepción! La vida te va llevando por esos lugares que en ocasiones escogemos o que simplemente son parte de nuestro destino. No tenemos un libro que nos diga exactamente lo que tenemos que hacer en cada ocasión, pues cada experiencia, cada proceso es distinto y solo debemos confiar. También tenemos muchísimas otras opciones como reír, gritar, llorar, brincar, o hacer lo que nos dé la gana. Al final, la decisión es nuestra. Tú decides lo que desees hacer ante cada proceso, situación o reto, porque al final eso es lo que te llevará a lo próximo en tu vida. Las situaciones no son eternas y estar varios años en una crisis no debe ser una opción. No se trata de suerte, o de que otros tienen más oportunidades, se trata de hacerte la siguiente pregunta: ¿qué voy a hacer para que las cosas sean distintas? Pasamos demasiado tiempo pensando las cosas, y perdemos muchas oportunidades por solo quedarnos en una zona cómoda. Hay que tomar riesgos, hay que pensar en uno, hay que ser más valiente y entender que debemos aprovechar la vida al máximo. Cuando algo no anda bien, y tú lo reconoces, debes comenzar por identificar que es eso que no te hace sentir cómodo, y cambiarlo. Debes soltar, y es difícil, pero debes hacerlo para recibir todo lo bueno que deseas para tu vida. Nos aferramos a muchas cosas que no nos convienen, sabiendo que eso no va a la par con todas nuestras metas. ¿En donde quedaron esos sueños y esas metas que tenías? ¿Acaso esperarás a tus últimos días de vida para pedirte perdón por no seguir eso que tanto anhelabas? El momento es hoy… - Rompe con toda atadura. - Haz modificaciones en tu vida. - Comienza a luchar por lo que deseas. - Pregúntate si lo que te rodea hoy es lo que deseas para el resto de tu vida. - Si no te sientes feliz, es porque las cosas que vives hoy, no son cosas que amas. - Suelta - Vive - Sigue lo que dicte tu corazón. Repite conmigo... ¡y que venga siempre lo bueno! -- OF




2 views0 comments