Search

COMO OPERAR UNA MiPYME...


Cuando se habla de la operación de una empresa usualmente (e inconscientemente) ofrecemos un punto de vista basado quizás en experiencias laborales pasadas, en comentarios generalizados o; mas difícil aún, en observaciones de empresas grandes ya establecidas de las que muchas veces quizás solo somos “clientes”.


Pensamos que para operar (o administrar) una empresa como es debido, solamente tenemos que saber “supervisar”, establecer procedimientos… y hacerlos cumplir.


Entendemos que hay una persona a cargo de cada área del negocio, que hay un “plan estratégico” establecido y que solamente hay que seguirlo, según lo planificado.


La realidad es que estos planteamientos u objetivos, aun en las empresas grandes, no son fáciles de lograr.


La situación del pequeño empresario (MiPYMES) generalmente se basa en las siguientes premisas:


1. Tiene un “objetivo estratégico” principal que es… vender; ¡para generar ingresos!

2. Su presupuesto es limitado y restringido.

3. Tiene que definir su prioridad de “gastos”, antes de hablar de inversión.

4. Cada día tiene un “competidor”, o reto diferente en el mercado.

5. Los cambios de costos de materia prima, empleomanía y otros le causan un impacto

directo en sus operaciones diarias. Las fluctuaciones e incertidumbre actual no le

ayuda.

6. Tiene menos disponibilidad de acceso a capital, comparado con las grandes

empresas, por la misma naturaleza de su estructura. Trabaja con el dinero que cada

día genera.

7. Muchas de las funciones diarias las realiza una sola persona, que en la mayoría de las

veces es el mismo dueño de la empresa (propietario único).

8. El “plan de trabajo” se determina cada día, aun cuando hay objetivos mayores.

9. Las “prioridades” se definen en el momento… y de acuerdo con la oportunidad

presente.

10. Su negocio o empresa significa todo para él.



Tener presente estas realidades, siendo una MiPYME, nos lleva a una dinámica de trabajo que requiere tomar decisiones a cada momento... basado en el "lema" que debe tener todo pequeño empresario: la confianza en su propio desempeño y el espíritu de lucha para mantener su empresa a la vanguardia y al frente de la competencia!

Como pequeños empresarios la clave para mantenernos activos es: creer en lo que hacemos, tomar riesgos y… ¡explorar nuevas oportunidades cada día! No tengas miedo a tomar decisiones.


¡Si te equivocas aprendes y, si no te equivocas… creces!


¡Éxitos!

14 views0 comments

Recent Posts

See All